Camas de Hospital para Casa Hogar

Cuando pensamos en camas de hospital, por lo general, pensamos en hospitales. Es lo normal, allí nacieron y de allí reciben su nombre. Sin embargo, las camas de hospital también están presentes, en, por ejemplo, los centros psiquiátricos o los geriátricos. Y, además de eso, también hay camas de hospital para casa. ¿Por qué? Porque, en no pocas ocasiones, las familias tienen a uno de sus miembros en periodo de convalecencia por cualquier razón, y necesitan una cama de este tipo para garantizar su confort.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir camas de hospital para casa?

El principal elemento que debes tener en cuenta a la hora de elegir una cama de hospital para tu casa, es el modelo que vas a adquirir. Existen multitud de tipos de camas de hospital, y no todos son recomendables para un hogar.

cama de hospital manual para el hogar extra resistente
cama de hospital manual para el hogar extra resistente

Aquí te detallamos los que sí pueden resultarte útiles, si lo que tienes en mente es comprar una cama hospitalaria para tu casa:

1. Camas hospitalarias normales: Las camas hospitalarias normales son muy semejantes a las camas que utilizamos para descansar a diario, pero cuentan con diferentes asideros y agarres donde se pueden añadir los diferentes accesorios que suelen ser necesarios al tratar con una persona enferma o en periodo de recuperación o rehabilitación.

2. Camas de hospital articulable: Estas son las más recomendables, ya que se encuentran a medio camino entre un gran confort para el paciente, y un precio asequible. Se trata de una cama de hospital que puede regular el movimiento del somier de forma manual.


cama electrica de hospital para rehabilitacion en casa
cama electrica de hospital para rehabilitacion en casa

3. Camas de hospital eléctricas: Entre las camas de hospital para casa, esta es la opción más “lujosa”. Se trata de una cama hospitalaria articulable, pero que cuenta con un motor eléctrico que facilita su movimiento, de forma que el propio paciente puede ponerla en la posición que desee con el uso de un control remoto.

Estos son los tipos de cama de hospital más recomendables para una casa particular, ya que, aunque las hay de mayor calidad y con más extras, lo cierto es que son demasiado caras para una familia, y las características extras que aportan no siempre son necesarias y son utilizadas más en hospitales privados.

Como ves, a la hora de evaluar las diferentes camas de hospital para casa, debes tener en cuenta las características de cada una de ellas, para saber si se adaptan a tus necesidades, y para no realizar un gasto innecesario por encima de tus posibilidades. Si tienes dudas de cuál es la que más te conviene, te recomendamos que te pongas en contacto con un profesional para que te ayude a tomar la mejor decisión.